La idea de una fundación de cardiopatía rondaba por la cabeza de su hija, aunque sin poder concretarla, cuando murió en 2017 como consecuencia de una cardiopatía congénita. Después de este trance y con la necesidad de continuar con la vida, Esther aceptó la proposición del jefe de servicio de cirugía cardiovascular del hospital Vall d’Hebron, el Dr. Raúl Abella, y la empresaria y ex senadora socialista, María José Elices, de participar de una fundación con el nombre de su hija, Carmen Chacón.

La entidad ayuda niñas y niños de Panamá con operaciones de corazón que en sus países serían imposibles para ellos, tanto por la especialización médica que requieren y que no encuentran en sus lugares de origen, como por los costes, muy elevados. Este año van ya por la tercera niña operada, y tienen diez intervenciones más previstas. La idea es llegar a centros con capacitación y profesionales que puedan atender a los niños en los países donde viven. Un sueño que todavía arranca y que explican detalladamente en fundaciocarmechacon.com
Esther es vecina de Sants, y charlamos también sobre la actualidad política.

Leer noticia completa en lamarina.cat

Leave a reply