Actualmente, la Dra. Laura Dos Subirà es Jefa de Sección de la Unidad de Cardiopatías Congénitas del Adulto e investigadora del grupo de Enfermedades Cardiovasculares del Vall d’Hebron Institut de Recerca(VHIR), todo un referente en investigación biomédica en Europa.  Forma parte del equipo de cardiólogos del Centro Internacional Cor Barcelona (CICB), en el Hospital Universitario Quirón-Dexeus, y es miembro del Comité Científico de la Fundación Carme Chacón.

La Dra. Laura Dos Subirà lleva dedicando toda su carrera al tratamiento y estudio de las cardiopatías congénitas en el adolescente y el adulto, una especialización sobre la atención y seguimiento en el conocimiento de las necesidades asistenciales reales en esta población de pacientes emergente en todo el mundo.  Acaba de participar en la elaboración del estudio de investigación Cardiología congénita en adultos en España: estructura, actividad y características básicas”, en el que se analiza la estructura asistencial y las características clínicas de las cardiopatías congénitas del adulto en España, y que ha publicado la Revista Española de Cardiología.

En unas declaraciones recientes sobre este estudio, la Dra. Laura Dos Subirà, responde a preguntas del Dr. Emad Abu-Assi para la Sociedad Española de Cardiología, estimando que la prevalencia de las cardiopatías congénitas es de 3 pacientes por cada 1.000 habitantes, lo que supone 120.000 pacientes teóricos adultos en España actualmente.  Este dato implicaría que se está muy lejos todavía de los 20.000 pacientes registrados en el estudio, y que en este momento, hay pacientes “perdidos” en el seguimiento, no controlados, que fueron probablemente diagnosticados y tratados en la infancia con cirugía curativa, pero que pueden requerir con el paso de los años reintervenciones para corregir lesiones residuales.

La Dra. Laura Dos Subirà es también una de las impulsoras del Registro Español de Cardiopatías Congénitas (RECCA) que busca precisamente conocer la prevalencia real de las cardiopatías congénitas del adulto, obteniendo datos sobre la trazabilidad de estos pacientes e información acerca de sus necesidades de atención.  Información que ayudará en primer lugar a la comunidad cardiológica y las autoridades sanitarias a tener un exhaustivo conocimiento de la situación en España; en segundo lugar, para poder dotar de recursos y personal de enfermería cualificado en estas patologías multidisciplinares a las unidades de transición de la atención pediátrica a la atención de adultos. En un futuro próximo, los niños y niñas que nacen hoy con una cardiopatía congénita, deberán ser atendidos como adultos de su patología. 

Leave a reply