El viernes 18 de junio finalizó la primera fase del programa de Programa de Apoyo a Niños y Niñas con Cardiopatías en Situación de Vulnerabilidad Social que la Fundación Carme Chacón está desarrollando con el apoyo de la Fundación Iberdrola y la colaboración de Cruz Roja Española en Extremadura.

La primera línea de actuación ha tenido como objetivo principal la formación y sensibilización a todos los profesionales voluntarios y voluntarias que ejercen como monitores y monitoras de niños y niñas de 6 a 12 años que son beneficiarios/as del “Proyecto de promoción del éxito escolar” que realiza Cruz Roja Extremadura por diferentes municipios de la región, y en el que se llevan a cabo actividades relacionadas con el apoyo escolar, ocio y educación en valores, promoción de hábitos saludables, además de acciones de cohesión del grupo y habilidades sociales.

Inicialmente esta formación se había previsto realizar de manera presencial, pero dada la situación del COVID, se reorientó y la formación se ha realizado de forma virtual impartida por profesionales sanitarios de prestigio que colaboran con la fundación Carme Chacón. Las doctoras Anna Beneria (psicóloga clínica del Hospital Vall d’Hebron), Maite Doñate (Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte y perteneciente a la Unidad de Imagen y función cardiaca del Servicio de Cardiología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau), la enfermera especializada en actividad y salud y en atención al enfermo cardiovascular Mireia Parra (del Servicio de Cardiología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau) y las especialistas en nutrición humana y dietética Raquel Lorite y Belén Sarto (de la Unidad Soporte Nutricional Hospital del Area de Pediatría del Hospital Vall de Hebrón) han impartido sesiones sobre: manejo del estrés en situación de crisis, beneficio del ejercicio físico sobre la salud y sus aplicaciones prácticas en los juegos infantiles y alimentación saludable.

La valoración tanto del alumnado como de ambas entidades organizadoras es muy positiva y se está valorando una segunda edición pasado el verano.

La Fundación, está muy agradecida a la labor de las profesionales médicas que dedican su tiempo y comparten sus conocimientos de forma totalmente altruista para ayudar a mejorar la detección precoz y los tratamientos a niños y niñas con cardiopatías, y a concienciar para obtener unos hábitos de vida saludables que eviten que estos puedan desarrollar cardiopatías en la edad adulta.

La segunda parte del proyecto se desarrollará durante las próximas semanas del mes de julio con la realización de talleres a los niños y niñas que participan en los programas de verano de Cruz Roja Extremadura y a sus padres y madres.

 

Leave a reply